sábado, 18 de noviembre de 2017

OFRENDA MUSICA



Duermo relajada, hace mucho que no sucedía. Y de pronto, con este aire caribeño en la casa de mi hija, vuelve a mí la armonía. Escucho el piano, ese que pobló mi hogar, esa melodía que era parte del aire, esa música que se desgranaba entre los dedos ágiles, infantiles: Para Elisa, Vals del Príncipe Kalender, Claro de luna de Beethoven…

          Inevitablemente, el corazón renace a los tiempos felices, y mis ojos se abren humedecidos a la ofrenda de mi hija que me despierta con aquella música.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

CARIBE CON LLUVIA


Le dicen vaguada. Hace días que el cielo está nublado y llueve desprevenido y la gente se refugia hasta que cesa la caída. Y los gritos de los niños que salen de la escuela. Y las motos que llevan dos y tres y un paraguas grande como de playa. Y las risas. Y las palomas que en los cables de luz hacen nido, como alumnos obedientes al mandato de Cristóbal Colón en este bello Santo Domingo. Y las orquídeas del balcón de mi hija rezan la plegaria del agua, de la alegría de la vida.


lunes, 23 de octubre de 2017

Resistir

23 de octubre


Paso a paso
desando mi jardín
en cada brote
un instante vivido
una señal llorada
una luz endulzada

atrapo el gorjeo
busco entre las ramas el pájaro escondido
entiendo que he aprendido a amarlos
por eso los escribo
me han ayudado a resitir
a esfumar el dolor
a recordar el amor
a comprender un poco más al otro
un poco
porque muchos gestos
valen más perdidos y olvidados
como los pétalos que se deshacen
heridos
me doy cuenta de que en la mirada

hay una despedida.

lunes, 5 de junio de 2017

La vida


Las estrellas
iluminan el corazón

dicha de estar
con los pies desnudos
soñando

la  vida

lunes, 29 de mayo de 2017

DOS MUJERES, DOS ASPECTOS: ILDIKO NASRR / SUSANA QUIROGA

Por un lado, me alegro y celebro cuando un escritor o una escritora, con mucho esfuerzo económico en el castigado mercado editorial de nuestro país, saca a la luz un nuevo libro.
Un libro es también como el hijo que una madre pare con dolor; es fruto del amor, de sus anhelos más íntimos, de sus esperanzas, de metodología y mucho trabajo realizado con el buril de una infinita paciencia que en definitiva, se visualizan, se tornan en alegrías compartidas con el público que respetuosamente se apersona al momento de su presentación, como aconteció con el libro "NI EN TUS PEORES PESADILLAS", de Ildiko Nassr, en el Centro Cultural Macedonio Graz, en San Salvador de Jujuy. 
¡Mis felicitaciones a Ildiko por esta nueva edición, por estos nuevos sueños, la idoneidad, espontaneidad y alegría apreciados en sus escritos! 
Por el otro costado del mismo tema, Susana Quiroga sorprende, me sorprende, me emociona y conmociona con sus conceptos expresados con tanta elocuencia, con "profundidad quirúrgica", si se me permite esta última apreciación, pues, para presentar el libro de Ildiko con tan elevada conceptualización, tengo para mí la certeza de que a la "Señora de Las Letras" le llegó muy profundamente. 
Un gran abrazo y mi respeto de siempre para Ildiko y Susana. 
Cariños y felicitaciones!

Luis Melano

viernes, 9 de diciembre de 2016

DICIEMBRE, ÚLTIMO MES DEL AÑO.



Henos aquí, en Jujuy, en el último mes del 2016. Reflexionamos ante este hecho temporal y vivencial que nos atraviesa.
El tiempo como las aguas de los ríos arrastra hechos, ramilletes de anhelos, nostalgias, encuentros y desencuentros. Intentamos quedarnos con los positivos que la vida nos concede y nos concedemos para seguir viviendo con fe. Esta fe que nos anima a pesar de los destiempos.
Todo escritor trabaja con la palabra y la palabra es como el agua que llevan los ríos. Y todos los ríos son los mismos  y distintos al mismo tiempo. Queremos, con ella, seguir sembrando. Hay tantas ricas expresiones para  recoger, para que la Memoria los rescate y los guarde en su corazón... Los artistas de Jujuy están inmersos en la pródiga cultura de los valles, yungas, montañas, quebradas y puna. Y alguna vez, los hijos de los hijos de estos ríos que corren y no se detienen, sutiles a veces, bravíos, otras, también las cosecharán.

Mientras tanto, aferremos paisajes, trencemos palabras y afectos de aquí y de allá para ofrecerlas. 
Sí, todo escritor trabaja con la palabra y la palabra es como el agua que llevan los ríos. Sin ellos no podríamos vivir. Dejemos que fluyan en el vivir.

Susana Quiroga

domingo, 13 de noviembre de 2016

Tierra mojada

adónde me llevarán mis pasos
/mariposa errante/

avanzo
con los puños arduos
arrastrando el manto de la infancia
un abandono me llora
teje mi nostalgia

avanzo
/caminante del ocaso/

el campo dora mi piel
me sabe la tierra mojada
/palmas al viento  fuga en los labios/

arcilla de mujer



                                                               De "Manos de tierra"