viernes, 30 de enero de 2015

CANTO DE GALLOS

Me pareció extraño llegar a la gran ciudad caribeña y escuchar el canto de los gallos. Quizás de alguna casa con patio de tierra. Recuerdo que sonreíste y me contaste aquella vez que siendo niño caminaste kilómetros con un gallo de regalo a unos parientes. Y el gallo te acompañó sin molestarte, pero no cantó en tus brazos. ¿Percibiría su destino final? Y yo recordé el gallinero que teníamos y la anécdota aquella de mis hermanos mayores que escondidos y asombrados esperaron pacientemente ver el nacimiento de los huevos en las gallinas mientras el gallo las custodiaba, sombrío. Al fin, arrebolados narraron su descubrimiento ante la risa de padres y tíos.

Esta mañana, después de mucho tiempo, me despertó el canto de los gallos. Uno a uno elevaban su tono y uno a uno recibían el mensaje del otro. Sinfonía de un blanco tiempo, canción de lejanía, sumergida. Una y otra vez me llena de murmullos, de risas, de manos en la caricia de mi madre, de asombro de la vida.
         Ahora esos cantos ya no existen, están prohibidos en la ciudad donde vivimos, ya no hay gallineros en el fondo de las casas, ni huevos frescos, ni pollitos piando. El progreso arrasó los cantos de mi infancia.
         Y esta mañana, en esta otra orilla del mar, en una isla del Caribe, en una ciudad distinta de la mía en donde vive nuestra hija, sus cantos me han despertado. Abro mis párpados a la música y se me vuela el alma. Tenue instante, mis labios esbozan una sonrisa.

Con el canto de los gallos recupero mi infancia y vos, seguramente, la tuya. La mía con aroma a naranjas, con juegos en las veredas, al atardecer, bajo la mirada sonriente de los padres y el silbato intenso del largo tren de carga.
         Las manos de mi siempre niña en las mías, cálida caricia, como antes las de mi madre, tibias.

         
                                                      De "Cosa de mujeres".2014

sábado, 20 de diciembre de 2014

sábado, 6 de diciembre de 2014

Palabras


Desvelada

 se despiertan las palabras
disfrazadas de palomas
transitan las estrellas

prodigiosas
beben la voz de un canto
que fluye como el agua

retoñan en las sombras
hechizan
las tormentas


sábado, 1 de noviembre de 2014

Nostalgia

Al padre le gustaba el chocolate amargo
un pedacito a cada hijo
para él una barrita entera

el recuerdo
endulza los dedos la boca el alma

el dolor

miércoles, 6 de agosto de 2014

Memoria


Somos náufragos en la arena
aferrados
a las olas

del Amor
        
       


la memoria
es mi cuerpo
su huella canta
en mi sangre

enajenada
indago el origen
del arcoiris


martes, 17 de junio de 2014

Néstor Groppa, en este otoño, 17 de junio, tu natalicio, recordamos tu actitud estética y celebratoria, tu afable personalidad, siempre!

LAS VIEJAS ONDAS DE SAN SALVADOR
DE JUJUY

Aquí estoy, ciudad. También porque te amo, sigo.
Seguro llegué desde la misma estrella
hacia la que voy.
Ciudad, con vos, nos hallamos imaginando
las ondas de tus ríos
de fundación,
más mi año de desembarco
en la estación del hoy paralítico ferrocarril
General Belgrano.

Yo resumí, Jujuy algunos de tus días
y tú sostuviste algunos de mis años.

Mantuvimos mutuamente
varias semanas en el tiempo.
Soy un apellido que va contigo en mis páginas
sobre algunas horas de tu edad.
Aquí soy, en el Valle de Jujuy, estoy
como desamparado creyente
sólo con lo que ama.
Mis hijos lejos, mi mujer a este lado
y el sueño esperándome en tu cielo.
Salvador de Velasco: memorial de vida acompañando
el canto de los hombres que pasan
con fama, torturados, insoportables, rencorosos,
abstraídos, indiferentes (muchos, los más)

a miserias que el pueblo argentinojujeno soporta.

San:
aquellas flores de samohú
y otros encantos
colocaré como ramo de ofrenda
en la estrella
a la que llegue
cargando mundos
y congojas .

Yo puedo llenar una de tus páginas en blanco
con sólo espiar en mi interior
lo que en é1 edificaste.
Entonces te conozco, así como me conozco,
/aproximadamente.
Estás aquí y estoy (pasamos estando)
caminando por tu cielo
y desde ahí,
seguir obrando.

Aquí padecemos, vereda de por medio con el mundo.

Ambos pensamos en todos los adioses
de las viejas ondas de los ríos del santo Salvador,
que nos dejan
Y nos dejará como a un punto y aparte
sobrado de adioses

los mismos con que nos despiden esas ondas

mudando por el aire y por tus ríos.

NESTOR GROPPA
De “VOLVERÁ EL MAR Y SE IRÁ.....COMO ENTONCES”

Libro de Ondas- segunda parte, buenamontaña, Jujuy 2007 -

viernes, 13 de junio de 2014

Palabra

sensual
quieres la caricia
de mi mano

tu forma hechicera
tatuada por mi piel

entonces

destella
el poema